El INDEC presentó en el día de ayer los datos de la encuesta de ventas en supermercados y centros de compras.

A valores constantes del 2004, las ventas en supermercados cayeron en el mes de julio el 2,1% de forma interanual. Se habla de valores constantes para referirse al nivel de ventas en cantidades, así se evita la distorsión que genera la inflación en los precios y de esta manera se puede analizar el fenómeno de forma objetiva. Con esta cifra, suman 4 meses consecutivos de caída en las ventas, no obstante, los meses de negativos pueden ser mayores, pero se desconocen estadísticas oficiales que lo confirmen. Respecto a las ventas en centros de compra, se redujeron interanualmente en igual intensidad que en los supermercados, 2,1% acumulando también 4 meses de retroceso.

La caída de las ventas se explica por la reducción del poder adquisitivo principalmente en los sectores medios y bajos de la población. Transcurrimos un 2016 en el que los precios crecieron muy por encima de los salarios y un 2017 donde el poder adquisitivo no logrará alcanzar los niveles de finales del 2015.

El gobierno apuesta a la inversión para revertir esta situación, pero mientras que las empresas no tomen la decisión de comprar nuevos bienes de capital, instalar nuevas plantas o contratar nuevo personal, la economía no va a mostrar verdaderos signos de recupero. Finalmente es importante destacar, que con las tasas actuales, es mejor negocio apostar al mundo de las finanzas por lo que la inversión va a mantenerse en los niveles actuales hasta tanto, el acceso al crédito mejore.