El INDEC dio a conocer los datos de empleo de la Encuesta Permanente de Hogares correspondiente al segundo trimestre del 2017. Del total de la población económicamente activa, el 8,7% se encuentra desempleado según el relevamiento. Un descenso interanual del 0,6% y un descenso del 0,5% respecto al primer trimestre del corriente año.

Los aglomerados urbanos con mayor desempleo son Mar del Plata con 11,9%, Gran Buenos Aires con 10,9% y la ciudad de Rosario con 10,8%.

La encuesta permanente de hogares considera desempleados a todos aquellos que actualmente se encuentran sin trabajo, están en edad activa y simultáneamente buscan cubrir un puesto laboral. En total, según el informe publicado, suman 1.086.000 personas. A pesar de que la cifra se muestra alentadora respecto al período anterior, desde el INDEC informan que “no representa una mejora en la actividad, el empleo y desocupación ya que las variaciones están contenidas dentro del error muestral”. Asumiendo que las estadísticas surgen de una muestra que si bien es representativa, no comprende a los desanimados que al no conseguir un lugar dentro del mercado, dejaron de ofrecer su fuerza laboral. Esto último hace pensar que las cifras de desempleo informadas están subestimadas, por lo que deberían ser más altas a pesar del “error muestral”.

Por otra parte, se necesitan crear 200.000 puestos nuevos todos los años, solamente para incorporar a los nuevos jovenes que egresan de la educación secundaria. Por debajo de ese número, un porcentaje de los jóvenes ingresan al sistema como nuevos desempleados.

Desde la asunción del actual gobierno, el empleo no logra alcanzar los niveles de finales de octubre del 2015 y pensando en las medidas económicas adoptadas, estas tampoco fueron consistentes en aumentar el número de puestos laborales.