Se dio a conocer el IPC congreso correspondiente al mes de septiembre. El aumento de precios fue del 1,6% acumulando 17,5 puntos porcentuales en los primeros 9 meses del año. Se espera que el IPC oficial provisto por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) se ubique en torno a la cifra extraoficial.

El dato preocupa en el ámbito del gobierno ya que, siguiendo esta tendencia, se espera que el año cierre con un aumento total de entre 21 y 23 por ciento superando la inflación proyectada por el Banco Central. Por otra parte, pone en dudas el cumplimiento de la meta del próximo año establecida en el 8%.

Esta cifra, se da en un contexto donde prácticamente no hubo incrementos tarifarios o variaciones de precios en productos estacionales. Además, se esperan sucesivas correcciones en tarifas y servicios públicos luego de las elecciones. Por lo tanto, el aumento hacia fines del año va a estar más cerca del límite superior que del inferior.

Queda claro que, al presidente del Banco Central, Federico Sturzengger, le está resultando difícil cumplir con el objetivo de reducir la tasa de inflación. La estrategia de subir la tasa de interés para absorber pesos y frenar la economía parece no ser la medicina adecuada para subsanar este mal que desde hace años afecta día a día los bolsillos de las personas.