En el día de hoy, el ex Ministro de Economía Domingo. F. Cavallo escribió una nota alegando las diferencias entre la convertibilidad y las políticas económicas del gobierno actual. Las diferencias enunciadas fueron las siguientes:

  • Con la imposición del plan de convertibilidad la emisión monetaria se interrumpió, mientras que actualmente sigue siendo una de las grandes dificultades que tiene el gobierno ya que necesita financiar parte del déficit fiscal que no logra cubrir a través del endeudamiento externo. Este déficit que lejos de desaparecer por la reducción del gasto público, se mantiene elevada por las medidas que favorecieron a ciertos sectores de la economía como la quita de retenciones y la reducción del impuesto sobre los bienes personales.
  • El gasto público durante la convertibilidad se redujo del 35% en 1989 al 26% en 1991 mientras que en la actualidad se mantiene en torno las 40%.
  • El déficit fiscal es el principal enemigo de este gobierno que no logra controlar, mientras que por la convertibilidad este paso del 7.2% del PBI en 1989 a un superávit del 0.4% en el año 1993.
  • El economista habló del endeudamiento de este gobierno para financiar su déficit. Salvando este contraste, ambas políticas se sirvieron del endeudamiento para llevar a cabo sus programas económicos.

Más que diferencias, parecerían ser medidas que le corresponde aplicar al Macrismo luego de las elecciones para avanzar con sus políticas de ajuste y liberación de los mercados. Desde el gobierno salieron a decir que los dos modelos son sustancialmente distintos y pusieron énfasis en el tipo de cambio que en el primer caso era fijo y en el actual afirman que es flotante.

El tipo de cambio flotante actual se relativiza cuando se pone en análisis el brutal endeudamiento que permite el ingreso de dólares no legítimos aumentando la oferta para establecer un equilibrio artificial en torno a los 17 y 18 pesos.